February 13, 2021

Hambre de piel


©2021 Brendaliz Figueroa Guzmán


Mis hijos tienen “hambre de piel”. Bueno, no sé si de piel como tal, pero al menos de contacto, sí.


Mi tía, quien ya está vacunada (con las dos dosis), le entregó los regalos de navidad a mis nenes. Sí, en febrero. Esto no es cuento viejo. No nos habíamos visto, por razones obvias. Ella, muy responsablemente, mantuvo la distancia y usaba su mascarilla. Nosotros no nos bajamos del auto. Mi nena le pidió abrazarla, a lo que ella le respondió que no se podía, que había que esperar más tiempo. No le encantó la respuesta, pero ni modo, la aceptó. En lugar del abrazo, le dio a mi tía una hebilla de mariposa para el pelo. Mi nene le preguntó “¿pero tú no estás vacunada ya con las dos dosis?”, a lo que ella respondió que de todas maneras había que mantener la distancia y las medidas por un buen tiempo más.


-“¿Quéééé? Pero, ¿por cuánto tiempo más? Yo no puedo vivir el resto de mi vida así, sin abrazos”, dijo mi hijo, un poco dramático.


Fue una sorpresa para mí, y admito que hasta mal me sentí. Mi nene no es “de abrazar”. No es “su fuerte”. Es como yo. Puedo ser bastaaaante “seca” y distante. Antisocial, no; pero lo mío tampoco es andar abrazando. Conozco algunas personas que están felices con el distanciamiento. Ha sido como un sueño hecho realidad. Y conozco otras personas para las que no abrazar es tremenda tortura.


Que conste que a mis hijos sí los abrazo, pero jamás imaginé que mi hijo tuviera (tantas) ganas de abrazar y ser abrazado. Claro, luego de pensarlo un rato, dije: “coño, claro, el tacto es el primer sentido que adquirimos, y la piel es nuestro órgano más grande”.


Muchas veces no somos conscientes de esta necesidad, tanto emocional como física.


¿Cuántos abrazos nos ha robado el coronavirus? A mí, pues, no tantos, pero a algunas personas, muchos. Le expliqué a mi hijo que esto no sería para siempre, que como todo, pasará.


Ahora me toca reforzar el contacto dentro de casa, porque mis abrazos posiblemente serán los únicos que seguirán recibiendo por algún tiempo adicional.

# # #

13 de febrero de 2021

Join the conversation! 1 Comment

  1. Entiendo a tu hijo. A mi me encanta abrazar. LOL Esperando que esto pase pronto para empezar a dar apretones por doquier. ❤️

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Latest Posts By Brendaliz Figueroa

Category

Consejos, Cosas de madres, Desde mi perspectiva, Lo que he aprendido, Reflexiones

Tags

, , , , ,