Soy hija de un dueño y conductor de taxi, ¡sin vergüenza! No, él no es un “sinvergüenza”; yo no tengo vergüenza de lo que es.

En los últimos años los taxistas han sido criticados por el comportamiento inapropiado que tuvieron algunos miembros de este gremio a raíz de la llegada de Uber a Puerto Rico.

Mi papá es taxista, no es un terrorista. Los taxistas, como tantas otras profesiones, razas y nacionalidades, son estigmatizados.

Desde 1976 Severo Figueroa Torres sale a trabajar seis días de la semana. Si la situación está muy “jodía”, sale siete. Comenzó su oficio guiando un Dodge que alquilaba y cree que era de 1972. Para aquel entonces yo no estaba ni en planes, pero son los datos que tengo. Sí recuerdo otros carros, algunos de los cuales le salieron menos “limones” que otros. Uno de esos terminé heredándolo a punto de terminar la universidad, bien usado pero en buenas condiciones. Mi papá es un hombre trabajador y honrado, ofrece un buen servicio, y para poder trabajar cumple con todos los requisitos, licencias y permisos requeridos, además del derecho a uso de radio de frecuencia, y renovaciones pertinentes. En más de una ocasión ganó premios por tener el taxi más limpio. Sonará estupidísimo, pero recuerdo ver a mi papá limpiar su taxi todos los días, por dentro y por fuera. Era su oficina, y tenía que estar impecable. Además, salía en pantalón de vestir, camisa de botones bien planchada, medias del color de los pantalones o de los zapatos y usaba calzado de vestir, (no zapatos deportivos).

Cuando era niña, mi papá tenía una pareja de clientes fijos: Don Jaime y Doña Gilda. Recuerdo que ellos nos visitaron a casa en varias ocasiones. Eran ancianos, según recuerdo. Uno de ellos estaba en silla de ruedas, y el otro no guiaba. Estimaban mucho a mi papá; y el cariño era recíproco. Con el paso de los años, mi papá ha desarrollado relación con unos clientes que vienen de St. Thomas, al punto de que la misma trascendió, y cuando ellos vienen a Puerto Rico, pasean por la isla, no en calidad de taxista-pasajeros sino en calidad de anfitrión-turistas.

Papi llegaba todas las noches con una historia nueva de alguno de sus pasajeros de ese día. Algunas veces lo asaltaron; otras veces la gente se bajaba sin pagarle, y en muchas ocasiones ha tenido pasajeros viejitos que se han hecho sus necesidades fisiológicas encima. Sí, ha limpiado “meao” y mierda. También ha servido de oyente, de mediador de conflictos y de guía turístico. De hecho, habla y escribe inglés muy bien, y parece un radio. Le encanta hablar. Sus incontables horas en el auto lo convirtieron en radioescucha de noticias y en ávido lector de diarios. Está actualizado y siempre tiene tema para hablar, además de que su repertorio de chistes es bastante extenso.

El carro de mi papá se encuentra en las mejores condiciones (permitidas por su realidad económica actual), pese a que las carreteras que usa (y usamos todos) son una mierda. Su taxímetro jamás ha sido alterado. No engaña a sus pasajeros. Sus usuarios no reportan quejas suyas y siempre ha cobrado lo justo; sin inventar tarifas. Tampoco anda tirando piedras ni rompiendo cristales.

Severo –quien le hace honor a su nombre- no tapa el sol con la mano; sabe de los excesos, de la irresponsabilidad, de los abusos, de los atropellos que cometen algunos de sus “compañeros”. Y también conoce sobre el atropello del sistema y las comisiones que los rigen.

No le tiene miedo a la competencia –aunque esta sea en desigualdad de condiciones-, y a estas alturas, 43 años de trabajo y de servicio intachable hablan por sí solos.

Cuando explotó la lluvia de improperios hacia los taxistas (hace algunos años) tomé el tiempo de leer muchos de los comentarios en las redes sociales, y solo podía pensar que la ignorancia es muy atrevida.

Bueno, nada, solo quería contarles eso, que en la calle hay muchos “Severos” como mi papá, que con lo poco o mucho que pudo ofrecernos (materialmente), sacó adelante un hogar y dos hijos, por supuesto que con la gran compañía  y el esfuerzo de mi mamá, pero ese es otro tema (al que podría dedicarle una enciclopedia).

Le dedico este escrito, como parte de la celebración del día de los padres, y como una exhortación a todos a la tolerancia y al respeto, en todos los ámbitos de nuestras vidas.

No le encantan las fotos… a mí sí.
Con nuestras camisas de Menudo, las favoritas a mis tiernos 4 años. Mi hermano se ve mayor que yo, pero que quede claro que la mayor soy yo.

Join the conversation! 24 Comments

  1. Me encantò!

    Reply
    • Gracias, Tania. En ocasiones, no es tan fácil escribir sobre los los padres. Cada quien tiene su particularidad e historia especial. Y pues, esta es la mía y lo que he aprendido de ella

      Reply
  2. Que hermoso homenaje a tu papá!!!! Bravo!!!!

    Reply
    • Gracias, Silma. Nadie es perfecto, lo reconozco, lo veo en mí todos los días, pero es nuestro deber tomar lo mejor de cada cosa y cada situación. Siempre he pensado que ha hecho su trabajo de manera muy honrada. Gracias por tu comentario y apoyo siempre.

      Reply
  3. Tu papá es un personaje muy interesante, lo aprecio por hacerme sentir de su familia.
    Feliz Día de los Padres ❤️

    Reply
    • Qué linda, Osiris. ¿Cómo no hacerte sentir parte? Gracias.

      Reply
    • Me encanto la lectura! Hay q disfrutar cada minuto q podamos de nuestros padres ya no sabemos cuando sera el ultimo año q pasaremos cerca de ellos. Hoy mas q nunca y en la distancia los valoro aun mas. T envio un 🤗!

      Reply
      • Gracias Sonia. Ustedes que son una familia numerosa y unida…puedo imaginar cómo sientes la distancia física. Gracias por leer y comentar. Un abrazo.

        Reply
  4. Un abrazo Brendaliz! Me disfruté tu escrito.

    Reply
    • Gracias Lizmer. Viniendo de ti, me halaga aún más. Feliz día para ustedes. Que gocen con Miguel. Felicidades para él hoy y todos los días.

      Reply
  5. Pues quiero decir que has descrito a tu padre tal cual es. Agradecida por la amistad de tantos años, llenas de historias memorables….Felicidades!!!

    Reply
    • Saludos Marisa. Gracias por leer y comentar. A veces soy medio buena en esta mierda, jajajaja… Tú que lo conoces casi por los mismos años que yo sabrás mejor que otros cuán fiel a la verdad es este escrito.

      Reply
  6. Wow!!! Que lindos recuerdos guardas en lo más profundo de tu corazón! Felicidades a Don Severo en su día!

    Reply
  7. Que hermoso articulo felicidades❤️

    Reply
    • Gracias por leer y comentar, Natasha. Saludos.Felicidades al tuyo, y disfrútalo, como siempre haces.

      Reply
  8. I can’t comment or say anything about the “taxi” issue in PR. But what I take from your writing is that your father taught you some of the most valuable things in life: take pride in what you do, no matter what it is as long as it’s honest work; be kind and respectful to everyone you encounter; be honest no matter what your going through or what is going on around you; perseverance, commitment and following your passions…He sounds like an inspiration and role model to you, your brother and I’m sure many others.
    Glad you shared his “work story” – Happy Father’s day

    Reply
  9. ❤️❣️❣️❣️

    Reply
  10. Muy emotivo tu homenaje hacia tu papá. Que Dios siga bendiciendo a tu familia. Ojalá todos fueran Severo. 💕

    Reply
  11. Wow Brendaliz. Me encanta tu escrito y tu site en general. Tienes talento!!! A explotarlo. Voy a ti👍🏻👍🏻

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Category

Uncategorized