©2019 Brendaliz Figueroa Guzmán

Precisamente ayer, que se conmemoraba el “día del trabajo”, mi hijo trabajó por primera vez. Sí, hizo algo por lo que le pagaron. Gracias a una amiga y vecina, que junto a él tuvo la idea de que lavara su carro, ayer ayudé a mi hijo a ganar dinero por primera vez.

Me pareció bien que entendiera que para obtener un beneficio, primero hay que hacer un esfuerzo. Las cosas se consiguen con trabajo.

Está bien que crezca consciente de lo que cuesta ganar algo, que las cosas no se consiguen por el simple hecho de desearlas, y  mucho menos porque crea que “se lo merece todo”.

Espero que esto desarrolle su personalidad, lo motive a conseguir lo que desea con esfuerzo y crezca como un adulto responsable.

Apenas cumplió 10 años el sábado, por lo que es más que obvio que gran parte del trabajo lo hice yo, pero él estaba sumamente emocionado por el trabajo y muy agradecido por toda mi ayuda.

Confieso que mientras lo ayudaba a lavar el carro, aunque me mostré super contenta, pensaba “¿qué carajo hago lavando un carro, con tantas otras cosas que podría y debería hacer?’ (cosa que nunca le dije), pero luego, al verlo tan emocionado por haber terminado y haber cobrado, pensé “es lo mejor que pudimos haber hecho hoy”.

Puso el dinero en su mesa de noche, ¡como un gran trofeo!

Join the conversation! 2 Comments

  1. 👏👏👏👏 Te felicito por tu mensaje .!! Mamá hermosa experiencia que le ayudaste a tener a “mi niño grande” mensaje que le calará en sus huesos, músculos pero sobre todo en su memoria.
    Felicito a mi niño grande por su primer trabajo y espero que siga creciendo en Salud, Sabiduría y gratas experiencias las que formarán un excelente ser humano.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Category

Uncategorized