©2019 Brendaliz Figueroa Guzmán

El lunes, día en que se conmemoraba el “Descubrimiento de América,” y sin entrar en polémicas sobre el uso equivocado de la palabra “descubrimiento” en este caso, nos fuimos a “descubrir” Puerto Rico.

Salimos sin mucho plan y sin expectativas. Luego de llegar al lugar, por el lado equivocado, por supuesto, porque perderme y tomar las peores rutas y las más largas es mi especialidad, pudimos ver de lejos el Lago La Plata (Toa Alta). Pensé “ya manejamos 45 minutos; tengo que poder llegar al lago como tal, tengo que poder acercarme”. Mi mejor amigo, de nombre “Google” y de apellido “Maps”, resignado conmigo, como siempre, me llevó por otro camino, que me tomó 26 minutos, y luego de escuchar a mi hija decir “ya estamos perdidos, ¿verdad?”, y a mi hijo decirle “ella siempre llega, ya verás”, ¡llegamos! ¡Qué bien me conocen los dos!

“La Plata” por el lado “equivocado”…sigue leyendo…

¡Qué tranquilidad! ¡Qué silencio! ¡Qué paz!

Había varias familias pescando, cada cual en lo suyo, con su música en volumen moderado… Desde lo moderno hasta salsa vieja, pero ninguna música peleaba con la otra.

Nunca he pescado. Es más, nunca he tenido una caña de pescar en mis manos. Fuimos con las manos vacías. Mi conocimiento del tema es nulo, pero mis hijos –que son parlanchines como la madre- se encargaron de preguntar de todo a todo el mundo. Pudieron ver justo cuando los peces mordían anzuelos, la emoción de sacar la caña, ver los peces, tocarlos, ver cómo se quita el anzuelo y hasta devolverlos al agua.

Nos sentamos en uno de los merenderos. Corrieron y jugaron “tocaíto”, merendaron, caminamos un poco más, mi hijo le enseñó a mi hija las maravillas del moriviví y cómo se cierra al tocarlo, y nos fuimos. Fue un paseo sencillo y para ellos fantástico.

Las maravillas del moriviví…en el centro y el lado izquierdo de la foto, lo que se ve violeta es el moriviví ya cerrado por que lo tocaron. Sí, sus manos estaban asquerosas. Estaban explorando.
Yes, dice “biciclita” en lugar de “bicicleta”… pero bueno, estas son las reglas que se deben seguir.
Horario e información

El personal en la entrada fue sumamente amable. La entrada es gratis. Toda el área está bien cuidada. No sé por qué estaba abierto; porque dice que no abren lunes ni martes, pero como me tiré “a lo loco” y medio  sin rumbo, pues… no importaba si llegaba o no. Siempre hay algún otro lugar para ver. ¡Tuvimos suerte!

Jugando “tocaíto”…
“La Plata”…(sigue leyendo…)

¡Date la vuelta, sal de la casa y “descubre” lugares como estos! Lo disfrutarán.

Join the conversation! 6 Comments

  1. Wow!!!! Que bellas las fotos y tremendo recuerdo para esos niños. Que por supuesto, deben haber disfrutado muchisimo. ♥️

    Reply
  2. Estas construyendo los mejores recuerdos para tus hijos!!!!!

    Reply
  3. A pescar!!!🐠🐟
    Haciendo memorias juntos!!!

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Category

Uncategorized