No siempre podré llevarla de la mano…

© 2017 Brendaliz Figueroa Guzmán

No siempre podré llevarla de la mano, pero siempre estaré “ahí” para ella…(y para su hermano).

No podré cargarla en mis brazos toda la vida, pero siempre la llevaré en mi corazón y mis pensamientos, dondequiera que esté.

Mis manos, mis brazos, mis hombros y mi pecho siempre la recibirán con amor y compasión, aunque desde ya sé que será una tremendita.

Por las noches me pide que le sobe la espalda mientras se queda dormida. A veces estoy cansadísima, pero jamás le voy a negar esa caricia nocturna que necesita para dormir. En un abrir y cerrar de ojos habrá crecido y seguramente pase por la etapa de aborrecerme y no quererme cerca de ella. (Espero que le dure poco esa etapa, ja,ja).

Quiero respetar sus decisiones, apoyarla con amor, que sepa que siempre podrá hablarme y que nunca me cansaré de ella ni de su hermano.

Si estira su brazo y pide mi mano para sentirse más segura o para hacerme creer que aún me necesita para algunas cosas, no importa, allí estaré…¡siempre!

 

Join the conversation! 6 Comments

  1. Hermoso y cierto.

    Reply
  2. Gracias Tania. Este post llevaba varios meses “cocinado”. Entre una cosa y otra, pues, ya sabes…

    Reply
  3. Hermoso! Gracias por compartir.

    No a si es porque mi nena sea la más pequeña ( y quizás última), me encuentro pensando estas mismas cosas. Soy más paciente con ella y su apego, sabiendo que como as escrito, “en un abrir y cerrar de ojos habrán crecido”.

    Reply
  4. Saludos Frany. Gracias. Es cierto. Parece que como son los segundos (y en mi caso el último “bebé”) estamos mucho más “conscientes” de que todo pasa muy pronto.

    Reply
  5. Definitivamente que me llena de fascinación el desarrollo del ser humano. Veo a mi chico crecer tan rapido y me asombra como pasa el tiempo. Yo se q seré lo q acá llaman “a helicopter mother”. Mi pobre hijo se va a empalagar de mi pero me estoy viviendo el ahora donde papa y mama son todo para el. Como siempre excelente blog! T envio un abrazo.

    Reply
  6. Hola Sonia. Gracias por tu “feedback”. “Helicopter parent” o no (yo soy la antítesis de eso), sigue disfrutando cada etapa en la medida que puedas. Trata de no pestañear. Suelo hablar mucho con mi hijo, y sobre todo escucharlo. Ya tiene 8 años, y no necesita mis manos para muchas cosas, pero aún así, me tiene mucha confianza y creo que sabe y está consciente de que cuenta conmigo.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Latest Posts By Brendaliz Figueroa

Category

Cosas de madres, Reflexiones